Cómo mejorar tu producción oral en inglés

Te damos algunos tips para que te comuniques con más fluidez

06-12-2018

Cuando tenemos una conversación, ya sea casual o formal, la interacción con la otra persona no cuenta con una estructura fija: improvisamos cuáles son las mejores palabras para usar a medida que la conversación avanza. Una conversación se construye a medida que escuchamos y respondemos.

Hay una serie de factores que influyen en cuán exitosa es la comunicación: tu motivación, quién es la persona con la que estás hablando, dónde estás y en qué momento del día, tu estado emocional en ese momento y, por supuesto, la respuesta de la otra persona. También tienen influencia la expresión corporal, el tono de voz y el registro.

Entre algunas de las características de la lengua oral, se encuentran la duda, los silencios, las interrupciones, la repetición, los errores gramaticales y las muletillas.

Durante una conversación, nuestro cerebro escucha y responde al mismo tiempo, lo cual no es tarea fácil. Cuando hablamos en inglés, nuestra comprensión se dificulta aún más, por eso es tan importante ser bueno escuchando. Es necesario captar la intención de lo que el otro quiere decir: hay que concentrarse en el mensaje, no es las palabras. Para eso, es esencial que practiques escuchar diálogos en inglés y prestes atención a la cadencia del lenguaje, a los acentos y a las muletillas típicas del idioma. Todo ese bagaje te ayudará a entender a otros hablantes del idioma de forma más sencilla.

Si no te sentís seguro para hablar demasiado, limitate a escuchar y a demostrarle a tu interlocutor que lo estás haciendo mediante expresiones como: “Yeah, right. / Of course. / I know. / Tell me about it! / You’re joking!”. También podés demostrar empatía e interés diciendo algo como:  “I know what you mean. / You can say that again. / Really? / I know the feeling. / Why was that? / Who said that?”.

Participar de una conversación en inglés no es tarea sencilla, así que concentrate en escuchar y en responder de la mejor manera que puedas pero sin obsesionarte con usar la gramática perfecta. Recordá que lo principal es ser claro y conciso. ¡Animate a practicar con nosotros!