Gramática en inglés: consejos para aprender más rápido

Te ayudamos a que estudiar gramática sea más fácil

04-01-2019

Todo estudiante del idioma inglés sabe lo difícil que es estudiar gramática. Lleva tiempo, es más bien aburrido y requiere de concentración. Hoy en nuestro blog te brindamos algunos consejos para facilitar esta tarea.

 

Perspectiva

Lo primero es poner a la gramática en perspectiva: no sirve de nada que leas información sobre la gramática de un idioma si no vas a hablarlo ni a escucharlo. Pensá en los niños: no se sientan a aprender su idioma nativo desde cero, sino que van incorporando el lenguaje a medida que lo escuchan. Por supuesto, cuando aprendemos una segunda lengua el proceso es distinto. Sin embargo, cuanto más escuches y leas en inglés, más gramática vas a absorber de forma natural.

 

Libertad para comunicarte

Es importante que sientas la libertad de comunicarte libremente sin pensar estrictamente en la gramática. La mayor parte de las veces, que uses “will” o “going to” no va a cambiar tu mensaje.

Lo ideal es que, de a poco, a medida que aprendés y escuchás el idioma, comiences a entender qué es natural y qué no.

 

Recordá que la gramática en inglés es más sencilla que en español

Aprender gramática inglesa no es tan complicado: las estructuras suelen ser bastante repetitivas y no se asemejan para nada a las infinitas posibilidades que ofrece el español. Por ejemplo, en inglés, la estructura de AUXILIAR + SUJETO + VERBO es la única posible a la hora de hacer preguntas en cualquier tiempo verbal. Saber qué tiempos utilizar y cuándo es bastante más complejo, por eso es importante que lo estudies con un profesor.

 

Memoria y repetición

Una buena idea es memorizar una oración de cada tiempo verbal. Eso te va a ayudar a retener cómo se forma la estructura. Es muy útil que pienses en alguna canción que te guste. Por ejemplo, recordando “We all live in a yellow submarine” podés ver la estructura del presente simple y el orden típico de las oraciones en inglés: SUJETO + VERBO. Cada vez que escuches esa canción vas a estar recordando a qué tiempo y estructura corresponde.

 

Practicá con oraciones afirmativas, negativas e interrogativas

Anotate una oración y el tiempo verbal al que corresponde. Por ejemplo, “She lives in Africa (Present Simple)”. Después, armá el negativo (She doesn’t live in Africa) y el interrogativo (Does she live in Africa?). Esta actividad te va a ayudar a tener mayor conciencia sobre las estructuras del idioma y sobre cómo difieren.

Lo más importante es: nunca dejes que el sentirte flojo en gramática afecte tu forma de comunicarte. Es bueno que conozcas tus puntos débiles para poder trabajar en ellos en tus clases pero no tengas miedo de hablar en inglés por no conocer bien la gramática. Como decimos siempre, lo importante es que te expongas lo más que puedas al idioma.